Noir Pulp "On the trail" Chapter 4

*En español al final de la página*

On the next morning, with a new spirit, Cornelius decided to contact with Pitgilli Library to know something about the book, so he phoned there.

  The antiques dealer seemed a savant who was worried and wanted to help Cornelius. As the investigator could understand, he sold the book to the professor, and two days later two men came into the shop looking for the book, these two men were wearing farmer clothes, they asked for information, and agreed to back in some days to try to recover the book, offering a big deal.

 After some days they came back, and Pitgilli only could tell them the name of the buyer. They went out of the shop yelling and cursing the antiques dealer.

 After this, Cornelius tried to contact with Sloth, but he couldn't. He visited common places where to find Sloth without luck...

 But, at the end of the day, Sloth appeared in Smoke pub, he was anxious, looked like that there were a problem at Riva's house. They ran toward there, while they were going Sloth told Cornelius that the day before a pair of guys with farmer clothes went into the house and twenty minutes later they were thrown out aggressively by the guards. And today they parked the car next to the house, and were in the car watching the house.



   When they arrived to the zone, heard shoots, and two men they came out through the front door. One of them was bearing something under his arm. Cornelius and Sloth hide in the shadows, and suddenly a man came out through the front door and shot his shotgun, with success.

 The two men run into a chevy truck, started the engine and flee from the area. Sloth and Cornelius decided to follow them in their car.  They follow them, but when they were after them, a car come out from the house garage, with two man one driving, and other popping out a window was firing a Thomson gun.

 The pursuit continued a pair of streets, till a police car closed the pass of the Thomson shooters causing an accident, luckily our heroes were safe and could continue following the car.

 The men stopped around 20 miles ahead, in a hostel, and our guys stopped there, but, decided not to get a room there, but watch the car from their car. Sloth come out and tried to arrive the men room, to try to peek something, but both men were snoring in their beds...

________________________________________________________________________________

A la mañana siguiente, con un espíritu renovado, Cornelius decidió contactar con la Librería Pitgilli para tratar de obtener algo de información sobre el  libro, así que llamó.

  El anticuario que respondió al otro lado del aparato pareció un hombre culto que quiso ayudar a Cornelius. Y como el investigador pudo enterarse, el anticuario había vendido el libro al profesor hacía un tiempo, pero dos días después de venderlo, dos hombres fueron a la tienda preguntando por el libro, estos dos hombres llevaban ropas de granjero y le pidieron información sobre cómo podían recuperar el libro, le dijeron que volverían en algunos días, y le ofrecieron una buena cantidad de dinero.
 
 Tras varios días, volvieron, y aunque Pitgilli no había podido contactar con el profesor para avisarle, no sabe qué ocurrió pero se vio forzado a darles el nombre del comprador. Los hombres realemente eran unos bestias, que no dudaron en amenzarlo... 

 Después de esta conversación, Cornelius decidió intentar contactar con Sloth, pero no pudo; visitó diversos lugares en los que coincidían pero no hubo suerte.

 Para el final del día, Sloth apareció en el Smoke pub, estaba nervioso, parecía que había problemas en casa de Rivas, así que salieron corriendo hacia allá, durante el trayecto Sloth le contó a Cornelius que dos hombres, el día anterior, habían entrado en la casa de Rivas y a los 20 minutos habían salido de muy malas maneras y tuvieron una pelea en la puerta principal con los guardas de la mansión. Y que hoy, acababan de aparcar el coche en la acera de enfrente, por lo que preveía que volvería a haber problemas.


  Cuando llegaron a la zona, escuchar disparos, y vieron dos hombres que salían por la puerta principal de la mansión, uno de ellos llevaba un objeto que parecía pesado y mediano debajo del brazo. Cornelius y Sloth se escondieron entre las sombre y de repente un hombre salió de la vivienda empuñando una escopeta que disparó contra los que huían.

 Los dos hombres se metieron en una chevy, encendieron el motor y huyeron de la zona. Sloth y Cornelius decidieron seguirles en su coche. Mientras les seguían un coche que acababa de salir del garaje de la mansión, casi les echó de la carretera; ellos siguieron en la persecución, mientras del asiento del copiloto, un hombre sacó medio cuerpo y comenzó a abrir fuego contra los dos hombres del primer coche, tras unos minutos de tensión, un coche de policía se unió a la persecución, y terminó cortando el paso a los de la thompson, por suerte, nuestros héroes consiguieron evadir el coche de policía y continuaron siguiendo a los furtivos.

 Los dos hombres aparcaron en un hostal de carretera 20 millas más adelante, y Cornelius también detuvo el coche, pero decidieron no alquilar habitación allí, sino montar una guardia para vigilarlos. Sloth, como siempre, con iniciativa propia, decidió que sería interesante acercarse a la habitación donde se hospedaban los dos hombres para ver si podía cotillear algo, pero ambos hombres roncaban a pierna suelta en sus camas.



No comments:

Post a comment